sábado, 10 de enero de 2009

Sin tetas no hay paraíso


No siento dolor, tampoco rabia ni odio ni resentimiento. Es curioso porque esos tres sentimientos que me han acompañado desde que era un niño engendrados por las palizas de mi padre, la indiferencia de mi madre.
Borré de mi interior cualquier rastro de humanidad, me convertí en una fiera, perseguí con ansia el poder y recorrí de su mano un camino de muerte y sufrimiento. Los hombres me temían, las mujeres se metían entre las sábanas de mi cama.
Poder, riqueza, fama. Conseguí todo lo que había deseado y sin embargo me sentía muerto. Sí, estaba muerto. Para darme cuenta bastó sólo una mirada, una mirada que giró mi vida 180 grados. Ella me miró de una forma diferente, vio que dentro de la fiera todavía existía un poquito de humanidad. Ella me trajo de nuevo a la vida, me dio el cariño que siempre había necesitado, fue mi razón para sobrevivir, para dejarlo todo atrás, empezar de nuevo.
Me arrepiento de muchas cosas, pero no cambiaría por nada del mundo un último amanecer al lado de ella.
Si este es el precio que debo de pagar por haberla amado, no hay nada en toda mi vida que me haya salido más barato.
No siento dolor, sólo quiero quedarme así para siempre, en los brazos de Catalina.

7 comentarios:

Javier dijo...

Me gustan mucho tus textos ^^

Laura. dijo...

Este no es mio, es de la serie de Sin tetas no hay paraíso xD

Insolencia dijo...

Este momento fue precioso T.T
Yo casi lloré, en serio. No puedo creerme que hayan matado al Duque, ¿qué clase de Continuará van a hacer sin él? Dios, era tan bonita esta relación...

Parte de mí dijo...

Me encantó ese monólogo final ^^ Demostró que a pesar de toda la dureza de la serie hay momentos tiernos y con sentimiento

Un besito

Chico misterioso dijo...

jaja me he lucio ehh xDD

m3r1 dijo...

Una lastima que terminen así con esta historia de amor.
He llegado y no he podido evitar decirtelo.

Saludos.

seer y aalba :) dijo...

^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^ ^^

ese final es DIOS