sábado, 20 de diciembre de 2008

rencor

Eran las 4 a.m. Se levantó silenciosamente hacia la cocina para mirar la hora y beber un vaso de leche. De nuevo se había levantado en medio de la noche. Muchas veces le pasaba. Incluso llegaba a ser sonámbula. Cuando volvió a la habitación, se acostó y se dispuso a dormir. Pero era incapaz. Pensamientos y más pensamientos le venían a su cabeza. Despues de un rato, se acabó quedando dormida. A la hora más tarde, se volvió a despertar. Pero esta vez había alguien más en su habitación. Lo presentía. Asustada, encedió la luz y en la habitación no había absolutamente nadie. Volvió a apagarla. Sintió que alguien se metía en su cama. Sabía que era él, pero no podía ser, tenían que ser cosas suyas. Estaba muy asustada. Volvió a encender la luz y otra vez, no había nadie. Empezó a llorar desconsoladamente. Alguien con su mano, secó sus lágrimas, le dio un beso en la mejilla y de su boca, salieron esas dos palabras que ella tanto había querido escuchar anteriormente, te quiero. Salió de la cama y empezó a gritar TE ODIO, LÁRGATE y a tirar cosas que tenía encima de su escritorio. Su madre, asustada se despertó con los chillidos y fue a su habitación. La despertó. Todo era un sueño. Un sueño que había tenido muchas veces. Pero esta vez, no se dejaba llevar por sus besos ni por sus palabras hipócritas. Esta vez, sentía un gran rencor hacia él. Un rencor que nunca había tenido con nadie. Y aunque el rencor no es demasiado bueno, sabía que era lo mejor que le podía haber pasado. Ya no quería sufrir más.

4 comentarios:

Moi dijo...

joder q miedo xD


jo laura esto no pode ser eeeh, q t van a denunciar por contaminación acústica los vecinos xDD( t lo digo x exp q io cn la gitarra... xD)

anímateee^^

Bss

Verónica (peke) dijo...

El rencor no es bueno, no sano y siempre nos convierte en personas oscuras y llenas de dolor.

besotes de esta peke.

pd: te espero por mi rincon con una buena tza cafe caliente.

Ara dijo...

La vida es demasiado corta como para alimentarla de rencor, vive pequeña, y no dejes que nadie, ni siquiera un amor frustrado o imposible se cruce en tu camino.


Un beso :)

Ara dijo...

Me gusta el olor a lluvia, porque es como si estuvieras aquí, aunque en realidad no estas. Me gusta, porque me recuerda a ti.Tiene tu perfume, o al menos el perfume que me imagino que tienes. Y entonces cuando llueve, me gusta salir a la calle y empaparme de ti. El olor a lluvia me gusta, y tal vez porque hace que sienta que te tengo al lado, o por lo menos bastante mas cerca. El olor a lluvia me recuerda a ti. Entonces, cuando llueve y estoy sola, pienso en donde estarás, que estarás haciendo. Y me imagino, que el olor a lluvia te va a hacer pensar en mi. Porque yo también tenía olor a lluvia en tus recuerdos. Y entonces me gusta cuando llueve. Porque creo que es el momento, en que tu y yo nos encontramos.



¿De dónde has sacado ese texto? LO escribí yo hace mucho tiempo, para mi fotolog de los hombres de paco..